FELIZ NAVIDAD

Desde #Diverfruta queremos desearos muy felices fiestas, que paséis unas navidades estupendas, y que el próximo año esté lleno de buenos momentos para todos vosotros. Además aprovechamos para agradeceros que hayáis compartido este año con nosotros.

FELICES NAVIDADES Y PRÓSPERO AÑO 2016

 

QUIERO SORPRENDER A MAMA

Te damos alguna idea para sorprender a mama el día de la madre, y demostrarla lo mucho que la que piensas en ella.

-Prepárala un desayuno super especial con frutas y zumo natural. Apostamos por lo sano

desayuno-zumo-natutral-y-fruta

-Prepara una tarta de frutas y sorprénde a la cocinera de tu casa.

tarta de fruta

-Te preparamos una cesta de frutas para que degustéis en familia o fruta y flor como prefieras .

centro de fruta y flor

 

POR FIN LLEGAN LOS NÍSPEROS

nisperos

El suculento sabor de la pulpa del níspero hace que esta fruta agrade a la mayoría de personas que lo prueban. Además, por su facilidad para comerlo y sus propiedades nutritivas, lo pueden consumir las personas de todas las edades.

El níspero destaca por su contenido en pectina, un tipo de fibra soluble, que ejerce diversas funciones orgánicas, lo que le convierte en fruta interesante en distintas situaciones o enfermedades. La fibra soluble retiene agua, se hincha en el estómago formando un gel, lo que reduce la velocidad de vaciamiento gástrico y produce sensación de saciedad, muy útil para personas que siguen dietas de adelgazamiento. A la pectina se le atribuyen efectos benéficos en caso de diarrea ya que hace más lento el tránsito intestinal, al retener agua. A esto se une la riqueza en taninos del níspero (más abundantes en su zumo), sustancias con propiedades astringentes y antiinflamatorias. Los taninos secan y desinflaman la mucosa intestinal (capa que tapiza el interior del conducto digestivo), por lo que el consumo de nísperos maduros resulta eficaz en el tratamiento de la diarrea.

Por otra parte, la pectina aumenta el pH (disminuye la acidez) al llegar el ácido bien mezclado y neutralizado con los alimentos y la propia fibra, por lo que el consumo de nísperos maduros está indicado en caso de trastornos gastrointestinales (estómago delicado, gastritis, úlcera gastroduodenal, etc). A la riqueza en pectina, se unen los ácidos cítrico, tartárico y málico abundantes en su pulpa, que ejercen sobre las mucosas acciones reguladoras y tonificantes. Asimismo, la fibra contribuye a reducir las tasas de colesterol en sangre y al buen control de la glucemia (niveles de azúcar en sangre), por lo que el consumo de nísperos es beneficioso en caso de hipercolesterolemia y diabetes.

Las variedades de nísperos con la pulpa de color más pronunciado son fuente nada despreciable de beta-caroteno, sustancia con propiedades antioxidantes, por lo que el consumo de estas variedades contribuye a reducir el riesgo de enfermedades degenerativas, cardiovasculares e incluso del cáncer.

El níspero, dado su elevado contenido en potasio y ácidos orgánicos, es un buen diurético, aumenta la producción de orina y facilita la eliminación de arenillas y sedimentos de ácido úrico de los riñones, por lo que está especialmente indicado en caso de gota, exceso de ácido úrico, cálculos de ácido úrico, hipertensión. A quienes toman diuréticos que eliminan potasio y a las personas con bulimia; debido a los episodios de vómitos autoinducidos que provocan grandes pérdidas de este mineral, les beneficia el consumo de estas frutas. No obstante, su consumo deberán tenerlo en cuenta las personas que padecen de insuficiencia renal y que requieren de dietas especiales controladas en este mineral.

FRUTAS QUE ACELERAN TU METABOLISMO

 

Un estudio del Journal of the American Diabetic Association, señala las virtudes de varios alimentos que ayudan a acelerar el metabolismo además, son muy saludables. Aunque no es propiamente una fruta, el té verde es una bebida altamente recomendable si quieres acelerar tu metabolismo y perder peso.

1. Manzanas y peras. Diversos estudios demuestran que estas dos frutas aceleran el metabolismo y la pérdida de peso. Un estudio hecho en la Universidad Estatal de Río de Janeiro encontró que las mujeres que comen tres manzanas o peras pequeñas al día, perdieron más peso que las mujeres que no lo hicieron.

2. Cítricos en general. Se ha comprobado que este tipo de fruta nos ayuda a quemar grasa y mantener nuestro metabolismo elevado. Esto puede relacionarse con el alto contenido de vitamina C de las frutas, un componente que reduce el desequilibrio de insulina.

3. Papaya. Esta deliciosa fruta ayuda a perder peso, por su bajo contenido en calorías. A esto hay que unir el efecto diurético del potasio y la presencia de papaína, una enzima que mejora la digestión de las proteínas, mantiene el metabolismo y favorece la combustión de las grasas.

Las frutas brindan mejores resultados si se ingieren solas. Nuestro sistema digestivo podrá asimilar los nutrientes con mayor eficacia si el estómago está vacío cuando son ingeridas.

10 BENEFICIOS DE LA SANDÍA

10 beneficios de la sandía

La sandía no solo es una deliciosa fruta para refrescarnos y mantenernos hidratados durante un día de calor sino que también está llena de nutrientes. La sandía contiene vitamina C, vitamina A, potasio y magnesio entre otros. Además, también contiene licopeno y beta caroteno, dos sustancias que tienen potencial para reducir el riesgo de cancer. El contenido de licopeno, beta caroteno y otros antioxidantes aumenta conforme la sandía madura, por eso para obtener la mayor nutrición, es necesario comer la sandía bien madura.

Beneficios para la salud de la sandía

La sandía es buena para el corazón
Estudios preliminares han encontrado que la sandía combate la acumulación de placa en las arterias que podría provocar un ataque al corazón.. La sandía contiene citrulina la cual se transforma en arginina, dos aminoácidos que pueden ayudar a mantener las arterias, el flujo sanguíneo y la función cardiovascular en general.

La arginina y la citrulina son necesarias para la producción de óxido nítrico, el cual desempeña un papel importante en el mantenimiento de la elasticidad de las arterias y los vasos sanguíneos. Por otro lado, el potasio en la sandía ayuda a regular los líquidos en el cuerpo. Estas tres sustancias podrían ayudar a bajar la presión.

Sandía para bajar de peso
La sandía es baja en grasa y calorías (sólo 30 calorías por 100 g de sandía) pero rica en numerosos fitonutrientes y antioxidantes que son esenciales para una salud óptima. Una buena idea es cortar una sandía en cubitos y meterla a la nevera. Cada vez que sienta ansiedad por comer, cómase unos cubitos de sandía.

La sandía también es un diurético natural, por lo que es un excelente medio para eliminar las toxinas en el cuerpo y reducir la hinchazón.

La sandía es buena para los ojos
La sandía es una maravillosa fuente de beta caroteno el cual se convierte en el organismo en vitamina A. Esta vitamina ayuda a producir los pigmentos en la retina del ojo y protege contra la degeneración macular relacionada con la edad. También previene la ceguera nocturna. La sandía también contiene vitamina C, un antioxidante que podría reducir el riesgo de desarrollar cataratas.

Sandía para combatir la inflamación
La sandía tiene potencial para reducir la inflamación crónica, la cual se sospecha que causa enfermedades tales como el asma, la diabetis, la artritis, la enfermedad coronaria y ciertos tipos de cáncer. La sandía cuenta con un alto contenido de elementos antioxidantes, cuyo objetivo principal es viajar por todo el cuerpo buscando a los radicales libres para destruirlos. Los radicales libres se encuentran principalmente en los rayos del sol, el oxígeno que respiramos y también en la contaminación ambiental. Estos agentes causan mucho daño porque se adhieren a las paredes de los vasos sanguíneos y los bloquean. También dañan las células humanas, lo que conduce al desarrollo de diferentes formas de cánceres.

Los radicales libres no solo causan la inflamación, sino que la misma inflamación produce radicales libres. Este círculo vicioso puede dañar muchos sistemas en el cuerpo. La tiroides, el corazón y el páncreas son algunos de los órganos que se pueden ver afectados. El alto contenido de antioxidantes en la sandía, la hacen una super fruta para combatir la inflamación. Un vaso de jugo de sandía diaria podría reducir el riesgo de adquirir enfermedades tales como la osteoartritis, la artritis reumatoide, asma y cáncer de colon.

Sandía para cáncer de próstata
Estudios demuestran que un mayor consumo de licopeno se asocia con una mejor salud de la próstata y menos riesgo de desarrollar cáncer de próstata. En muchos lugares se dice que los tomates cocinados son una excelente comida para promover la salud de la próstata pues tienen un alto contenido de licopeno. Pero en realidad, la sandía madura podría tener hasta mayor contenido de licopeno que los tomates.

Sandía para los atletas
La sandía es la fruta preferida por los atletas por sus propiedades para calmar la sed. Normalmente, los atletas se comen una sandía o beben un vaso de jugo de sandía un día antes de someterse a actividades extenuantes ya que la sandía mejora su condición física y mental.

Un estudio demostró que beber jugo de sandía antes de un entrenamiento duro ayudó a reducir el ritmo cardíaco y el dolor muscular al día siguiente.

Sandía como viagra natural
La sandía es rica en citrulina, un aminoácido que relaja y dilata los vasos sanguíneos de la misma manera que el viagra y otras medicinas para tratar la disfunción eréctil. La mala noticia es que los expertos no saben cuánta cantidad de sandía es necesaria para obtener el mismo efecto de la viagra.

Con consumir tan sólo 2 tazas de sandía al día la piel se puede ver más joven. Una investigación demostró que la sandía reduce el riesgo de daños en la piel relacionados con el sol en un 40%. Esto se debe al alto contenido de licopeno de la sandía.

La sandía aumenta la energía
Una porción diaria de sandía sube los niveles de energía hasta en un 23%. Esto se debe a que la sandía contiene vitamina B6, una vitamina que el cuerpo utiliza para sintetizar la dopamina, que es la hormona para sentirse bien. También contiene magnesio, un mineral que ayuda en la función celular de manera que el cuerpo tiene energía todo el día.

Sandía para las vías urinarias
Por su alto contenido en agua, la sandía es una buena opción para la limpieza de los riñones y la vejiga. La sandía también es alta en potasio, el cual reduce el ácido úrico en la sangre y ayuda a eliminar las toxinas de los riñones. Cabe notar que algunas personas que padecen de cistitis intersticial encuentran que la sandía les empeora los síntomas.

AJO, CEBOLLA Y JENGIBRE…NUESTROS ALIADOS EN INVIERNO

 

Más allá de lo indigesto que te pueda parecer, te recomendamos acompañar tus platos de invierno con estos ingredientes:

El ajo (que contiene alicina) es conocido por sus propiedades como antibiótico natural.

La cebolla es una gran aliada, no sólo tiene muchas vitaminas, sino que además tiene un gran efecto antiséptico. Y para las personas que padecen reuma (que con el frío se sufre mucho más), añadid cebolla a vuestros platos, ya que tiene importantes propiedades antirreumáticas.

El jengibre puede convertirse en nuestro mejor remedio en invierno, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y expectorantes, podemos hacer frente a cualquier tipo de dolencia respiratoria, ya sea catarro, gripe o un simple dolor de garganta.

 

ALIMÉNTATE CONTRA EL FRÍO

Es importante que durante el invierno tomes las medidas necesarias para mantenerte sano, evitar resfriados y cuidar tu piel frente a las inclemencias del tiempo.

Una alimentación correcta y equilibrada, que proporcione suficientes vitaminas y minerales, hará que te encuentres mejor físicamente y  preparará a tu organismo para superar cualquier contratiempo de salud durante el invierno.

Para ello es importante que utilices alimentos de temporada y llenes tus platos de color. Trata de comer lo más sano, saludable y variado posible

El hierro es componente esencial de la hemoblogina, la mioglobina y cofactor de varios enzimas esenciales (es decir que, para que estos enzimas esenciales funcionen correctamente, necesitan hierro).

  • Un bajo nivel de hierro hará que no se produzca suficiente hemoglobina, molécula que transporta el oxígeno por el organismo. La falta de este elemento trae como consecuencia que nuestro organismo no disponga del oxígeno necesario para un funcionamiento óptimo, produciendo sensación de fatiga y debilidad
  • Cuando hay deficiencia de hierro, se produce una alteración en el metabolismo, secreción y utilización de las hormonas tiroideas que intervienen en los procesos de mantenimiento y control de la temperatura corporal, produciendo sensación de frío.
Ingerir alimentos ricos en este mineral te proporcionará una mayor resistencia física, te ayudará a prevenir infecciones y regular tu temperatura corporal.
Puedes encontrar hierro en  las legumbres, en verduras de hojas verdes,…
La absorción de hierro se ve potenciada por la vitamina C. Come frutas o verduras o bebe un zumo de naranja junto con los alimentos ricos en hierro.
Son fuentes de vitamina C:  brécol, berros, espinacas, cítricos, grosella negra, escaramujos, uvas,…

Come frutas y verduras frescas, al llegar el invierno, nos apetecen menos las ensaladas y las frutas frescas y tendemos a dejarlas de lado…Ten en cuenta que los vegetales crudos conservan mejor los nutrientes: los alimentos de temporada te aportarán las vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita.

 

Tu cuerpo necesita mantenerse hidratado para funcionar correctamente. Ayudarás a depurar tu organismo, a mejorar la función renal y a evitar la sequedad de la piel en el invierno.
Las bajas temperaturas, la calefacción, la ropa pesada,… hace que nuestra piel en invierno se deshidrate fácilmente. Para mantener la piel firme y elástica es necesario que te apoyes en una dieta equilibrada y una hidratación adecuada.
Para  hidratarte puedes beber agua o infusiones, que también son ideales en está época ;P
No te olvides de las frutas y vegetales frescos, además de vitaminas y minerales, también aportarán agua a tu dieta.

 

KIWI, VITALIDAD PARA TU PIEL

Son conocidas y numerosas las propiedades que el consumo regular de kiwi reporta al organismo. Entre ellas, cabe destacar sus beneficios para la piel

Convirtiendo a esta fruta en una gran aliada de belleza. Y es que su alto contenido en vitamina C, superior al de cítricos como la naranja o el limón, contribuye a la formación de colágeno para el correcto funcionamiento de la piel, defendiéndola de las agresiones externas y combatiendo las temidas arrugas. mujerdeelite.com

Además, la vitamina C, al igual que la vitamina E, también presente en los kiwis, tiene propiedades antioxidantes que contribuyen a disminuir el daño oxidativo que los radicales libres producen en estructuras como el ADN, proteínas o lípidos. Esta función antioxidante es especialmente útil para combatir las consecuencias que las fumadoras pueden reportar en la piel, tales como falta de luminosidad y un aspecto cansado.

Pero además de comer kiwis regularmente, se pueden preparar mascarillas faciales utilizando esta fruta, ya que sus propiedades astringentes mejoran el aspecto de las pieles grasas, dándoles un plus de vitalidad. ¡Toma nota!

Mascarilla con kiwi para pieles grasas

Una solución de belleza ideal cuando tenemos una cita o evento importante y necesitamos que el maquillaje permanezca inalterable en nuestra piel más tiempo, además de permitirnos lucir una piel limpia, suave y luminosa, libre de impurezas, que rebosa salud y juventud. Pruébala, ¡no te arrepentirás!

Necesitas:

1 kiwi maduro

1 yogur natural

Retira la piel al kiwi, trocea y añade en el vaso de la batidora. Incorpora dos cucharadas de yogur natural y bate hasta obtener una crema homogénea.

Forma de aplicación:

Primero, limpia en profundidad la piel del rostro con el jabón facial habitual y agua tibia para que se abran los poros. Seguidamente, utiliza un exfoliante y aclara también con agua tibia (puedes apostar también por un exfoliante casero). A continuación, aplica la mascarilla por todo el rostro, evitando el contorno de ojos. Relájate y permite que la mascarilla actúe durante 15-20 minutos. Finalmente, aclara con abundante agua fría y seca la piel mediante ligeros toques con una toalla limpia. ¡Resplandeciente!

SIETE ALIMENTOS VERDES QUE QUEMAN GRASAS

El verde es vida

La solución al problema de peso de muchas personas ha estado en la nevera todo este tiempo y no se habían dado cuenta. Además de nutrirte, muchos alimentos verdes prometen deshacerte de esos kilos de más. Los aguacates y la lechuga desde ahora serán tus mejores amigos. Descubre por qué.

1. Manzanas

Además de tener mucha agua, las manzanas son ricas en pectina, un componente que es ideal para desintoxicar el organismo y evitar el colesterol malo. También es un buen diurético y aporta fibra y aminoácidos.

Funciones de la fibra

La fibra es más importante de lo que imaginas, pues le aporta volumen a tu alimentación ya que hace que uno se sienta lleno más rápidamente. Además, ralentiza la digestión, la absorción de hidratos de carbono y hace que los niveles de glucosa no suban tanto al comer.

2. Peras

Al igual que las manzanas, las peras también son una buena fuente de pectina. Además, tienen un nutrido contenido de calcio, hierro, potasio y son bajas en sodio, lo que evitará que retengas líquidos. La fibra que contienen ayudará a que quemes grasa.

Fibra efectiva

Un estudio llevado a cabo por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos concluyó que las personas que consumen 24 gramos de fibra al día consiguen quemar 90 calorías extras. Así que ahora ya sabes, busca los alimentos verdes ricos en fibra, como las peras.

3. Limones

¡A preparar limonadas! Sin lugar a dudas, el limón es un alimento que debes de considerar en tu plan de nutrición. El jugo o el zumo de esta fruta ayuda a licuar las grasas para que sean eliminadas, además, incrementa el flujo linfático, el flujo de la sangre y reduce la celulitis.

Tómalo con agua caliente

Al mezclar esta fruta con agua caliente se combinan poderosos agentes. Por ejemplo, al beberlo se permite un aumento de la termogénesis, proceso del cuerpo para quemar calorías de los demás alimentos que consumes, de acuerdo con el portal Mindbodygreen.

Ayuda a tu cuerpo

Además, el limón ayuda a reducir los ácidos que pueden conducir a enfermedades digestivas, así lo da a conocer Ann Louise Gittleman, autora del libro “The Day Diet Fast Track One”. De igual modo, este fruto ácido es bueno para desintoxicar el cuerpo.

4. Lechuga

Así como las cerezas no pueden faltar en los pasteles, lo mismo ocurre con esta verdura, sólo que si de ensaladas hablamos. Además de ser un excelente diurético, es una hortaliza rica en hierro y en fibra, lo que ayudará a que sientas una mayor saciedad.

Come verduras crudas

Las hojas verdes satisfacen el deseo de tomar un bocadillo, aportan una buena cantidad de agua y lo más importante para muchas personas: son bajas en calorías. Procura consumir verduras crudas por lo menos una vez al día, pues te aportan vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes que se pueden perder con la cocción.

5. Aguacates

Mucha gente los suele rechazar ya que piensan que se trata de un “alimento graso”… y tienen razón. Lo que no saben es que es un alimento rico en grasas, pero saludables. No sólo tiene niveles altos de grasas monoinsaturadas, sino que también está lleno de vitaminas, minerales, micronutrientes y antioxidantes.

6. Brócoli

Aunque se trata de una de las mayores pesadillas para muchos niños, comer brócoli es sumamente benéfico para tu salud y también para la quema de grasa. Esto se debe a que contiene vitamina C así como fibra dietética.

7. Kiwis

¿Gustas una fruta agridulce? Muchos no se resisten a su sabor. Al ser rico en vitamina C los kiwis ayudan a mejorar el sistema inmune, contribuyen a bajar los niveles de insulina de forma natural y ayudan al cuerpo a quemar calorías. Muchos cítricos contienen sinefrina, un componente que acelera el metabolismo.

HOJALDRE DE MANGO CON SALSA HOLANDESA

INGREDIENTES:
2 láminas de hojaldre
16 langostinos
1 mango
1 puerro
200 g de mantequilla
3 yemas
1 huevo batido
1 cucharadita de zumo de limón
aceite de oliva virgen extra
sal
cebollino
perejil

PREPARACIÓN:
Pica el puerro en juliana fina y póchalo en una sartén con un chorrito de aceite. Pela el mango, pícalo en tiras y añade. Saltea el conjunto. Pela los langostinos, córtalos en cuatro y agrégalos. Sazona y saltea brevemente. Corta cada hojaldre en 4 rectángulos. Pon una pequeña porción del salteado sobre 4 trozos, unta los bordes con un poco de agua y tápalos con los otros 4 rectángulos. Presiona los bordes. Bate un huevo y con ayuda de un pincel pinta la superficie de los hojaldres. Hornéalos a 180º C durante 18-20 minutos. Funde la mantequilla y retira la espuma de la parte superior. Pon el zumo y las yemas en un bol. Sazona. Móntalas con ayuda de una varilla eléctrica. Vierte, poco a poco la mantequilla y sigue montando. Espolvoréala con el cebollino picado. Mezcla. Sirve los hojaldres y acompáñalos con la salsa holandesa. Decora con unas ramitas de perejil.