Archivo de la categoría: VIDA SANA

AJO, CEBOLLA Y JENGIBRE…NUESTROS ALIADOS EN INVIERNO

 

Más allá de lo indigesto que te pueda parecer, te recomendamos acompañar tus platos de invierno con estos ingredientes:

El ajo (que contiene alicina) es conocido por sus propiedades como antibiótico natural.

La cebolla es una gran aliada, no sólo tiene muchas vitaminas, sino que además tiene un gran efecto antiséptico. Y para las personas que padecen reuma (que con el frío se sufre mucho más), añadid cebolla a vuestros platos, ya que tiene importantes propiedades antirreumáticas.

El jengibre puede convertirse en nuestro mejor remedio en invierno, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y expectorantes, podemos hacer frente a cualquier tipo de dolencia respiratoria, ya sea catarro, gripe o un simple dolor de garganta.

 

SIETE ALIMENTOS VERDES QUE QUEMAN GRASAS

El verde es vida

La solución al problema de peso de muchas personas ha estado en la nevera todo este tiempo y no se habían dado cuenta. Además de nutrirte, muchos alimentos verdes prometen deshacerte de esos kilos de más. Los aguacates y la lechuga desde ahora serán tus mejores amigos. Descubre por qué.

1. Manzanas

Además de tener mucha agua, las manzanas son ricas en pectina, un componente que es ideal para desintoxicar el organismo y evitar el colesterol malo. También es un buen diurético y aporta fibra y aminoácidos.

Funciones de la fibra

La fibra es más importante de lo que imaginas, pues le aporta volumen a tu alimentación ya que hace que uno se sienta lleno más rápidamente. Además, ralentiza la digestión, la absorción de hidratos de carbono y hace que los niveles de glucosa no suban tanto al comer.

2. Peras

Al igual que las manzanas, las peras también son una buena fuente de pectina. Además, tienen un nutrido contenido de calcio, hierro, potasio y son bajas en sodio, lo que evitará que retengas líquidos. La fibra que contienen ayudará a que quemes grasa.

Fibra efectiva

Un estudio llevado a cabo por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos concluyó que las personas que consumen 24 gramos de fibra al día consiguen quemar 90 calorías extras. Así que ahora ya sabes, busca los alimentos verdes ricos en fibra, como las peras.

3. Limones

¡A preparar limonadas! Sin lugar a dudas, el limón es un alimento que debes de considerar en tu plan de nutrición. El jugo o el zumo de esta fruta ayuda a licuar las grasas para que sean eliminadas, además, incrementa el flujo linfático, el flujo de la sangre y reduce la celulitis.

Tómalo con agua caliente

Al mezclar esta fruta con agua caliente se combinan poderosos agentes. Por ejemplo, al beberlo se permite un aumento de la termogénesis, proceso del cuerpo para quemar calorías de los demás alimentos que consumes, de acuerdo con el portal Mindbodygreen.

Ayuda a tu cuerpo

Además, el limón ayuda a reducir los ácidos que pueden conducir a enfermedades digestivas, así lo da a conocer Ann Louise Gittleman, autora del libro “The Day Diet Fast Track One”. De igual modo, este fruto ácido es bueno para desintoxicar el cuerpo.

4. Lechuga

Así como las cerezas no pueden faltar en los pasteles, lo mismo ocurre con esta verdura, sólo que si de ensaladas hablamos. Además de ser un excelente diurético, es una hortaliza rica en hierro y en fibra, lo que ayudará a que sientas una mayor saciedad.

Come verduras crudas

Las hojas verdes satisfacen el deseo de tomar un bocadillo, aportan una buena cantidad de agua y lo más importante para muchas personas: son bajas en calorías. Procura consumir verduras crudas por lo menos una vez al día, pues te aportan vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes que se pueden perder con la cocción.

5. Aguacates

Mucha gente los suele rechazar ya que piensan que se trata de un “alimento graso”… y tienen razón. Lo que no saben es que es un alimento rico en grasas, pero saludables. No sólo tiene niveles altos de grasas monoinsaturadas, sino que también está lleno de vitaminas, minerales, micronutrientes y antioxidantes.

6. Brócoli

Aunque se trata de una de las mayores pesadillas para muchos niños, comer brócoli es sumamente benéfico para tu salud y también para la quema de grasa. Esto se debe a que contiene vitamina C así como fibra dietética.

7. Kiwis

¿Gustas una fruta agridulce? Muchos no se resisten a su sabor. Al ser rico en vitamina C los kiwis ayudan a mejorar el sistema inmune, contribuyen a bajar los niveles de insulina de forma natural y ayudan al cuerpo a quemar calorías. Muchos cítricos contienen sinefrina, un componente que acelera el metabolismo.

HOJALDRE DE MANGO CON SALSA HOLANDESA

INGREDIENTES:
2 láminas de hojaldre
16 langostinos
1 mango
1 puerro
200 g de mantequilla
3 yemas
1 huevo batido
1 cucharadita de zumo de limón
aceite de oliva virgen extra
sal
cebollino
perejil

PREPARACIÓN:
Pica el puerro en juliana fina y póchalo en una sartén con un chorrito de aceite. Pela el mango, pícalo en tiras y añade. Saltea el conjunto. Pela los langostinos, córtalos en cuatro y agrégalos. Sazona y saltea brevemente. Corta cada hojaldre en 4 rectángulos. Pon una pequeña porción del salteado sobre 4 trozos, unta los bordes con un poco de agua y tápalos con los otros 4 rectángulos. Presiona los bordes. Bate un huevo y con ayuda de un pincel pinta la superficie de los hojaldres. Hornéalos a 180º C durante 18-20 minutos. Funde la mantequilla y retira la espuma de la parte superior. Pon el zumo y las yemas en un bol. Sazona. Móntalas con ayuda de una varilla eléctrica. Vierte, poco a poco la mantequilla y sigue montando. Espolvoréala con el cebollino picado. Mezcla. Sirve los hojaldres y acompáñalos con la salsa holandesa. Decora con unas ramitas de perejil.

EL MANGO, PARA MUCHOS EL REY DE LAS FRUTAS

el Mango se constituye como el Rey de las frutas,por la cantidad de propiedades que posee Y su impresionante sabor.

Es anticancerìgeno y antioxidante, dados sus altos contenidos de àcidos y vitamina A y C, que lo hacen capaz de neutralizar los radicales libres y dotar al organismo de un poder defensivo en contra de la degradaciòn celular. Contiene hierro lo que lo hace interesante para prevenir enfermedades como la anemia y afines.
Es exuberante, jugoso y audazmente aromático, así como un gran regalo para el organismo, al que aporta abundantes vitaminas y compuestos antioxidantes. En la mesa su exotismo alegra los sentidos.
Como la mayoría de las frutas, el mango es muy rico en agua y muy bajo en proteínas y grasas. Su aporte calórico (tan solo 65 calorías por 100 gramos) proviene casi exclusivamente de sus hidratos de carbono, en su mayoría azúcares naturales de fácil digestión y fibra dietética. Su mayor tesoro nutritivo son las vitaminas –en particular las tres vitaminas antioxidantes, A, C y E–, algunos minerales, enzimas digestivas y variadas sustancias de efecto antioxidante y protector.

El valor nutritivo del mango lo hace óptimo para recuperarse tras un esfuerzo físico, para preparar la piel para el sol del verano, para deportistas, niños, embarazadas, madres lactantes y ancianos.

Algunas personas pueden sentir pequeñas molestias digestivas tras comerse un mango. Si es así, es posible que tengan problemas para digerir su alto aporte de fibra, que le confiere un efecto ligeramente laxante. Pueden intentar comer cantidades más pequeñas, tomarlo entre horas sin mezclar con otros alimentos o en ayunas.
Se le considera una fruta de gran poder expectorante, antiinflamatorio, antibacteriano, antiviral y laxante, por su contenido en fibra. También se reconoce su efecto anticancerígeno, por sus diversos compuestos antioxidantes; cardiotónico y protector cardiovascular, al ayudar a bajar la tensión y regular el colesterol; antianémico, por su aporte de hierro combinado con vitamina C; y hepatoprotector.
Estas y otras son las bondades de una fruta predilecta de dioses y profanos.

ENDIBIAS GUISADAS CON JAMÓN

INGREDIENTES:
8 endibias
250 g de jamón cocido
300 g de carne de cocido
1 hueso de ternera
1 cebolleta
1 cebolla
4 dientes de ajo
3 tomates pera
4 tomates deshidratados
aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta
orégano
perejil

PREPARACIÓN:

Pela los ajos y la cebolla, trocea y colócalos en la olla rápida. Sazona. Agrega la carne, el hueso y unas ramas de perejil. Cubre con agua (no demasiada), tapa la olla y cuece el conjunto durante 15 minutos. Reserva la carne para otra ocasión y cuela el caldo. Cuece las endibias en una cazuela con abundante agua durante 4 minutos. Sazona. Escúrrelas sobre un plato forrado con papel absorbente de cocina.

Dora las endibias en una sartén con aceite a fuego no muy fuerte. Resérvalas. Para la salsa pica la cebolleta finamente y ponla a pochar. Agrega los tomates frescos pelados y cortados en daditos. Añade también los tomates deshidratados en tiritas. Sazona y adereza con el orégano. Rehoga el conjunto. Incorpora las endibias y salpimienta. Añade un poco de caldo. Mezcla y guisa el conjunto durante unos 6-7 minutos para que se mezclen los sabores. Introduce el jamón cortado en cuadraditos. Deja cocinar un par de minutos. Sirve y adorna con un poco de perejil picado.

ENDIBIAS

La endibia es una hortaliza, Se cree que la endibia es originaria del Mediterráneo, ya que era consumida por egipcios y más tarde por griegos y romanos. Durante mucho tiempo fueron consumidas las formas silvestres. No fue hasta el siglo XIX cuando adquirió sus características actuales.Las endibias son hortalizas que están disponibles en el mercado durante todo el año.
Su principal componente es el agua y su contenido en hidratos de carbono, proteínas y grasas es muy bajo, mientras que presenta una cantidad interesante de fibra.

Todas estas características convierten a la endibia en un alimento con un bajo aporte calórico. Destacan las siguientes vitaminas: folatos y provitamina, C y E.

Los folatos intervienen en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico.

La provitamina A de las endibias se transforma en vitamina A conforme el cuerpo lo necesita. Dicha vitamina, también denominada retinol, es esencial para la visión, el buen estado de la piel, los tejidos y para el buen funcionamiento de nuestro sistema de defensas.
La vitamina C, al igual que la provitamina A, tiene acción antioxidante, interviene en la formación de colágeno, huesos, dientes y glóbulos rojos, además de favorecer la absorción del hierro de los alimentos y mejorar las defensas frente a las infecciones.

La vitamina E interviene en la estabilidad de las células sanguíneas y en la fertilidad. Además posee acción antioxidante.

En cuanto a los minerales, las endibias son buen fuente de potasio, calcio, fósforo y yodo, y hierro.

El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

El fósforo juega un papel importante en la formación de huesos y dientes y participa en los procesos de obtención de energía.

El calcio vegetal no se asimila apenas en relación con el de los lácteos u otros alimentos que son buena fuente de este mineral. Algo similar ocurre con el hierro, cuya absorción es mucho mayor cuando procede de alimentos de origen animal.

El yodo es un mineral indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides que produce las hormonas tiroideas, participantes en numerosas funciones metabólicas, como el mantenimiento de la temperatura y del metabolismo corporal. Asimismo, el yodo es esencial en el crecimiento del feto y en el desarrollo de su cerebro.

EL CORAZÓN Y SUS CUIDADOS

El corazón es el principal órgano del sistema cardíaco y uno de los más importantes del ser humano. Es un órgano muscular, responsable de recibir y bombear la sangre para que ésta circule por todo el cuerpo.Introducir pequeños cambios en tu estilo de vida puede generar grandes beneficios para tu salud cardíaca y evitar enfermedades y complicaciones que te pondrían en riesgo.
No es necesario hacer grandes sacrificios para mantener un corazón sano. Solo debes tomar algunas medidas
A continuación le contamos algunos consejos para que su corazón pueda comenzar a sentirse mejor y a recuperarse de algún padecimiento, o para seguir manteniéndose sano.
El Aceite de Oliva disminuye el colesterol malo (LDL) y aumenta el colesterol bueno (HDL). Para aprovechar al máximo los beneficios del aceite de oliva tenemos que asegurarnos de que sea extra virgen, primera presión en frío y de cultivo biológico, primera presión en frío y de cultivo biológico.
Las Uvas contienen flavonoides, unos antioxidantes que evitan la formación de coágulos en la sangre y previenen la aterosclerosis.
El Salmón es fuente de ácidos grasos omega 3. Su consumo evita la inflamación de los vasos sanguíneos y el riesgo de coágulos. Ayuda a reducir los triglicéridos en la sangre, arritmia y presión arterial.
Las Nueces, este fruto seco contiene fósforo, magnesio y vitaminas B que fortalecerá tu corazón.
Las Frutas y Verduras frescas nos ofrecen diferentes fitoquímicos antioxidantes además de una buena cuota de potasio que mejora la circulación sanguínea y la presión arterial.
Frutas exóticas. Es muy importante que no dejes de comer abundantes fresas, mangos, kiwis, todo el tiempo que puedas, ya que éstas fortalecen los músculos del corazón y regulan el sistema nervioso.
Los productos de soja contienen grasas poliinsaturadas, fibra, minerales y vitaminas y se ha demostrado que pueden reducir el nivel de presión sanguínea así como disminuir el colesterol malo.
El exceso de sal es perjudicial, es un factor de riesgo clave en la hipertensión y en la enfermedad cardíaca.

CALABACINES RELLENOS LIGHT

INGREDIENTES

1 calabacín
1 cebolla pequeña
1 tomate pequeño
1/2 loncha gruesa de jamón serrano
un poquito de queso rallado
una gota de aceite

PREPARACIÓN:

Lavamos el calabacín, lo secamos, lo cortamos por la mitad (en forma de barca) y hacemos unas pequeñas incisiones con el cuchillo en la pulpa. Metemos las dos mitades en el microondas 4 minutos a 800w. Quitamos buena parte de la pulpa con una cuchara y lo reservamos para después. Pelamos y picamos la cebolla, el tomate y el jamón. Ponemos una sartén con una gota de aceite y, cuando esté caliente, echamos la cebolla. Cuando empiece a ponerse transparente añadimos el tomate, el jamón, la pulpa que quitamos al calabacín y un pellizco de sal. Le damos unas vueltas y rellenamos el calabacín. Ponemos un poco de queso rallado por encima y lo metemos al horno precalentado a 200º unos 7-8 minutos y a una altura media. Al final gratinamos un par de minutos y servimos.

BOCADITOS DE PEPINO

Es sumamente importante destacar la importancia que tienen los vegetales en nuestra dieta, sobre todo, para quienes desean perder esos kilos de más, pero comiendo bien y saludable.Disfruta de estos bocaditos light de pepinos …. ¡un manjar para chuparse los dedos!

INGREDIENTES:

-Uno o dos pepinos.-
-Un aguacate.-
-Una zanahoria.-
-Jugo de limón.-
-Sal y Pimienta.-

PREPARACIÓN:

Primeramente deberás cortar el o los pepinos en rodajas ni tan finas ni tan gruesas. Por otro lado, tomas el aguacate y lo aplastas regando con zumo de limón, salpimientas al gusto. El aguacate aporta ácidos grasos a tu organismo.
Una vez que ya tienes listo el aguacate untas con él las rodajas de pepinos.

En el último paso de la elaboración, deberás cortar la zanahoria en trozos tipo juliana y con ella decorarás a cada bocadito de pepino y ¡voilá! Ya tienes la entrada ideal para un menú light. Rica, fácil y muy saludable.

TOMATES RELLENOS LIGHT

Los tomates son sumamente necesarios en una dieta equilibrada porque además de tener propiedades antioxidantes, se sabe que son muy buenos para la salud intestinal, los enfermos de diabetes y quienes padecen algunos problemas de visión. A todo esto, debemos agregarle la frescura y el color que le brindan los tomates a cualquier ensalada o plato en general.

INGREDIENTES:

-Dos tomates.-
-150 gr de atún al natural, preferentemente en lomitos.-
-1 cucharada colmada de queso crema descremado.-
-1/2 cucharada de mostaza.-
-Cebollita
-Sal y pimienta a gusto.-
-Jugo de limón.

PREPARACIÓN:

Primeramente deberás mezclar el atún con el queso crema, la mostaza y el jugo de limón. Una vez que ya esté todo, procederás a pisarlo hasta que obtengas una pasta, a la cual vas a condimentar con la sal y la pimienta.

Ahora es el turno de rellenar los tomates, para esto, deberás cortarlos por la mitad, transversalmente. Luego, con una cuchara, deberás ahuecarlos y los rellenarás con la mezcla que preparaste con el atún.

Ya listos, le añades la cebollita, previamente picada, por encima, los llevas al frigorifico media hora y luego, los sirves.